Paintbrush art paint creativity craft backgrounds exhibition

Los tiempos en los que todo servía se han ido, probablemente para no volver. Ha llegado el momento en el que las personas no “compramos” productos. Estamos en la era en la que compramos emociones, compramos aquello nos hace sentir bien y a aquellas marcas o proyectos que aportan, tanto a título personal como a título comunitario. Compramos filosofías.

De manera irracional, nos vinculamos a aquello con lo que nos identificamos. A las personas que tienen nuestros mismos ideales, o por lo menos parecidos. Liderazgos que nos inspiran, que nos mueven y que nos llegan. Liderazgos con alma.

Vivimos en un mundo en el que las personas y las empresas hacemos y aceptamos cosas no porque realmente tengamos que hacerlas o sintamos que queremos hacerlas, las hacemos así por el simple hecho de no hemos visto o nadie nos ha presentado otra alternativa. La comunicación y la presión social nos lleva a aceptar o desechar cosas sin ni siquiera cuestionarlas. Las aceptamos como verdades absolutas.

La innovación social y las verdades

Llevamos años trabajando la solidaridad y no solo no hemos mejorado, si no que es cuando peor estamos como especie: hambre, ruina, desigualdad, enfermedades, crisis económica, la religión se cae, la política no funciona y la ciencia, … seguimos esperando a la ciencia.

Soy de los que piensa que ha llegado un momento clave para la humanidad. Desafiar el statu quo pasa por plantear alternativas para llegar de maneras distintas a las que hasta ahora hemos usado. El mundo se mueve.

El planeta y quienes lo habitamos afrontamos retos hasta ahora no conocidos, por lo menos para quienes habitamos este mundo, y resulta evidente que haciendo lo mismo tenemos complicado obtener resultados distintos. 

Queramos o no, estamos en la era de la sostenibilidad, del impacto social, de los valores comunitarios, del emprendimiento, ¿o debería decir voluntariado? social. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, entre otras iniciativas, ponen en bandeja una oportunidad de oro para disponer de una hoja de ruta sobre la que empezar a trabajar.

Rompamos paradigmas y creemos nuevos paradigmas: los personales

Elevar al estatus de paradigma aquello que nos dicen que tiene que ser, dificulta sobremanera nuestro crecimiento personal y por tanto la evolución como especie. Creer que la innovación social, el impacto social, o dedicarse al tercer sector hay que hacerlo de manera altruista no solo criba las posibilidades de crecimiento, si no que castra de raíz las posibilidades de que funcione.

Que cada persona sienta la libertad de crear su realidad y sus propios paradigmas es un paraíso de crecimiento exponencial. Imagina que cada persona consigue aquello que se propone en la vida, desarrolla su actividad de la manera que siente que tiene que hacerlo, de la manera que quiere hacerlo para conseguir aquello en lo que realmente cree, y además lo hace sumando a la comunidad, en beneficio de un mundo mejor, en este caso, ¿dónde está el límite?

Rompamos paradigmas. Construyamos el nuestro. Moneticemos lo que nos apasiona. Construyamos un modelo de negocio de aquello que realmente queremos hacer. Huyamos de condicionamientos externos que tan solo son creencias limitantes. 

Soy de las personas convencidas de que la innovación social, el impacto social el emprendimiento social son la clave de los años venideros. Está en nuestras manos cómo usarlo, cómo convertirlo en la nueva actividad. 

Tenemos el reto de que cada persona consiga hacer aquello que le emociona, que le hace vibrar, que le hace sentir. Aquello que hace con pasión. Eso es insuperable. 

¿Y porqué no lo hacemos?

En este sentido, la resistencia al cambio del ser humano, aun disponiendo de alternativas se postula como el gran problema. Richard Beckhard, profesor del MIT, formuló una ecuación del cambio a la que, analizada desde la objetividad, es difícil sacarle peros: I x V x PP > R

La “I” representa la insatisfacción que sentimos con aquello que hacemos, con la manera de proceder que tenemos en el ámbito en cuestión. Acciones mediante las que no conseguimos lo que queremos.

La “V” es la Visión, que nos es más que el sitio al que queremos llegar, a dónde queremos acceder, aquello que queremos conseguir y para lo que entendemos que algo tenemos que cambiar.

“PP” son los primeros pasos. Es aquello a lo que tenemos que predisponernos para avanzar. Nuevas situaciones que afrontar como base para ir hacia un nuevo sitio.

Y llegamos a la “R” que no son más que las propias resistencia la cambio que nos auto imponemos y también las que nos encontraremos en el camino.

Pues bien, como se puede apreciar la ecuación representa que para que el cambio se produzca de verdad, es necesario que la combinación de insatisfacción, visión y los primeros pasos sean superiores a las resistencias, tanto las propias como las del entorno.

 

Sobre esta misma fórmula, es importante destacar que las tres cuestiones planteadas en la parte izquierda son imprescindibles para el éxito del razonamiento, y también que si alguna de ellas tiende a cero, inevitablemente arrastra al resto e invalida el éxito. A mayor grado de insatisfacción, nitidez y claridad de visión y definición de objetivo, mucho más fácil será poner en marcha esta fórmula para que funcione en nuestro beneficio. Si la tendencia es al revés, el resultado también. 

 

Atendiendo a esta nueva realidad en la que todo es cambio, estructurar proyectos y estrategias de negocio pasa por hacerlo desde la base de la personalización, lo que ya en sí mismo es innovador y es lo que te conduce a un nuevo espacio que seguro te va a permitir soluciones y escenarios distintos. Porque si siempre haces lo mismo, es absurdo esperar otros resultados.

 

Para proceder al cambio, cualquiera que sea y en el ámbito que sea, necesitamos saber con QUÉ estamos insatisfechos, POR QUÉ queremos cambiarlo y CÓMO pensamos hacerlo. A esto súmale que debes de saber qué es lo que quieres conseguir. A dónde quieres llegar. Cual es el OBJETIVO.

 

Cuando quieras, hablamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here