Con C de emprender es un proyecto y un concepto que nacen desde lo más profundo de mis entrañas, de un ejercicio de reflexión constante, sincero y desde el encuentro conmigo mismo basado en la experiencia propia.

Ahora, casi 20 años después de empezar, siento la necesidad de contarlo para, en la medida de lo posible, conectar con personas que se encuentren en este proceso, o bien por que han pasado por él, bien por que están inmersas en él o por que lo están empezando.

Este es mi proceso, mi historia, mi experiencia, mi vida. Una historia que mezcla componentes emocionales, claves para emprender, con otros más técnicos.

Y si todavía tienes dudas por qué Emprender debiera empezar por C, aquí te dejo algunos conceptos que personalmente valoro como claves del proceso de emprender, y por lo que es necesario pasar y valorar en algún momento del mismo.

Son 49 puntos, precedidos por uno que es el que siempre te va a acompañar y sin el que no es posible crecer: EL CAOS, como origen de todo proceso de crecimiento

  1. Comenzar, porque el inicio es la mitad del todo
  2. Conocimiento de mercado y entorno para desarrollar una estrategia adecuada
  3. Comprensión a la idiosincrasia de tu nicho objetivo
  4. Compón dos escenarios: el mejor y el más pesimista
  5. Creatividad en producto, en servicio, en la forma de prestarlo y, cómo no, en estrategia
  6. Calma. Paciencia
  7. Control de costes
  8. Corazón y pasión para poner el alma en todo lo que haces
  9. Capacidad para sobreponerse a las situaciones adversas: resilencia
  10. Conexión entre todas las áreas de tu vida: ser equilibrado
  11. Curiosidad
  12. Control de tus palabras
  13. Calidad de vida: ¿Por qué desperdiciar la vida ganándose la vida?
  14. Crecimiento personal vs profesional
  15. Confianza como elemento fundamental a generar en ti y en tus interlocutores
  16. Conocimiento y control de ego
  17. Celebrar, celebrar y celebrar
  18. Condenar el no de aquellos que te digan que no lo puedes conseguir
  19. Capacidad de vivir en la incertidumbre
  20. Conciencia de la posibilidad de perderlo todo
  21. Coraje para asumir riesgos y afrontar situaciones
  22. Capacidad organizativa, directiva y de delegación
  23. Cultura de inversión
  24. Cooperación simbiótica y exponencial, yo gano si tu ganas y juntos hacemos ganar a terceros
  25. Criterio para diferenciar los errores por hacer algo mal vs los errores por dejar de hacer algo
  26. Consecuente con las consecuencias
  27. Capacidad de respuesta al compromiso adquirido.
  28. Cuantifica tu trabajo y ponle el precio adecuado, solo trabajarás desde el amor
  29. Cuidar a tu equipo colaborador: trabajadores y, sobre todo, proveedores
  30. Camaleón para adaptar la estrategia a las situaciones internas y del entorno – mercado
  31. Consolidar cada paso del camino para conseguir un crecimiento sólido y sostenido
  32. Criba lo que te llega para no aceptar todos los proyectos
  33. Conviértete en la marca: Haz Branding
  34. Conciencia del no éxito
  35. Colabora / contrata gente para que trabaje en tu negocio, mientras tu trabajas en su desarrollo
  36. Constancia para superar los peores momentos y mantenerse firme en el objetivo final
  37. Compromiso contigo mismo, proveedores, clientes … y con el resultado
  38. Concreto y conciso para no perder el tiempo ni hacerlo perder a nadie
  39. Crece con tus objetivos. Pasa de los Smart a los Smirt
  40. Controla el tiempo en general y a cada proyecto
  41. Construye tu huerta y no compres fruta, planta tus árboles
  42. Claridad y ecuanimidad para la toma de decisiones de manera ágil y eficaz
  43. Coherencia con la imagen, actitud, comunicación, valores y decisiones
  44. Crear casualidades
  45. Crecimiento permanente en formación
  46. Camina recto
  47. Crosselling: Siempre que sea posible practícalo
  48. Creer para ver, no se trata de ver para creer
  49. Concretador como figura con la que “suplantar” al emprendedor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here